La región llena todas las plazas MIR en la extraordinaria

Castilla-La Mancha se ha librado un año más de la falta de vocaciones para la medicina de familia y, por tercera vez, la región ve cómo todas las plazas convocadas para MIR se han llenado. En esta ocasión, como ya avanzó La Tribuna el pasado lunes, ha ocurrido ‘in extremis’, en la adjudicación extraordinaria habilitada por el Ministerio de Sanidad. Esto significa que los centros de salud y hospitales de Ciudad Real, donde quedaban doce plazas pendientes, estarán llenos.

Fuente: La Tribuna. Hilario L. Muñoz

El viernes acabó el plazo ordinario de la convocatoria de formación especializada con un récord de plazas que no habían sido adjudicadas, principalmente en Medicina de Familia, 456 de las 473 pendientes de adjudicar. Se trata de una situación que ya se vivió en la convocatoria de 2022, cuando más de 200 plazas ofertadas no fueron adjudicadas; y en la de 2023, con una cuantía similar, pero que se redujo, al habilitarse, por primera vez, un plazo extraordinario para adjudicar estas plazas. Ni en 2022, ni en 2023, Castilla-La Mancha tuvo problemas para adjudicar su oferta, algo que sí pasó en la ordinaria con catorce plazas MIR pendientes, diez, todas en la provincia de Ciudad Real, de medicina de familia, y cuatro de medicina preventiva, dos de ellas también en Ciudad Real, que se encuentran entre las 227 adjudicadas ayer.

Por comparar lo ocurrido en la región con otras comunidades, tras el llamamiento extraordinario hay 39 plazas pendientes de adjudicar en Andalucía, 17 en Aragón, 47 en Castilla y León, 22 en Cataluña, 49 en Extremadura, 42 en Galicia, 10 en Islas Baleares, nueve en La Rioja, siete en Navarra y cuatro en Asturias. Son cifras que muestran el poder de atracción de los centros sanitarios de Castilla-La Mancha que vuelven a llenar todas sus plazas para Médicos de Familia. La región ofertaba 99 plazas para la formación de estudiantes en Medicina General, que pasarán cuatro años de prácticas en centros de salud. De ellos hay 29 que trabajarán en los centros  de salud de Ciudad Real, Alcázar y Puertollano, donde hay plazas para médicos internos residentes. El 7 de mayo firmarán sus contratos.