La atención primaria, esencial en el camino a la cobertura sanitaria universal

El 12 de diciembre de 2012, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó una resolución que instaba a los países a acelerar los progresos para conseguir la Cobertura Sanitaria Universal (CSU). Es decir, lograr que todas las personas, en cualquier lugar, tengan acceso a servicios de salud de calidad y asequibles.

Cinco años más tarde, el 12 de diciembre de 2017, las Naciones Unidas proclamaron este día como el Día Internacional de la Cobertura Sanitaria Universal.

La conmemoración de este día, a la que se suma la Organización Médica Colegial de España, tiene como objetivo principal “aumentar la concienciación respecto de la necesidad de contar con sistemas de salud sólidos y resilientes, y una cobertura sanitaria universal con múltiples partes interesadas asociadas”.

Así, todos los 12 de diciembre, se lucha para contar las historias de los millones de personas que aún esperan su acceso a la salud; defender lo logrado hasta el momento; solicitar a los dirigentes que realicen inversiones mayores y más acertadas en la esfera de la salud y alentar a diversos grupos a asumir compromisos que contribuyan a acercar al mundo a la cobertura sanitaria universal para 2030.

Situación actual

En este sentido, desde la Organización Mundial de la Salud afirman que “no se está avanzando al ritmo suficiente para alcanzar la cobertura sanitaria universal en 2030, que es la meta 3.8 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”. En este sentido cabe destacar que la OMC y sus tres Fundaciones trabajan en la actualidad en seis ODS relacionados con la Salud y Bienestar, Educación de Calidad, Igualdad de Género, Energía Asequible y no Contaminante, Producción y Consumo Responsables; y Paz, Justicia e Instituciones Sólidas.

Entre 2000 y 2021, el porcentaje de la población que no estaba cubierta por los servicios de salud esenciales se redujo aproximadamente en un 15%, aunque desde 2015 se ha avanzado muy poco. Por ello, se estima que en 2021 unos 4500 millones de personas no estaban plenamente cubiertas por los servicios de salud esenciales.

La recomendación de la OMS es que los países deben “basar los sistemas de salud en la atención primaria como camino para llegar a la cobertura plena”. Esto tendría un impacto mesurable en la salud de los países y se prevé que, a pesar de la pandemia, en 2030 se hayan logrado un 75% de los avances previstos.

Campaña 2023 | Es hora de actuar: salud para todos

La Reunión de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre la Cobertura Sanitaria Universal, celebrada el 21 de septiembre de 2023, reafirmó que las personas con buena salud son la base de sociedades y economías sanas, y que la cobertura sanitaria universal es fundamental para alcanzar todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Sin embargo, la mitad de la población mundial no tiene acceso a servicios sanitarios esenciales y se estima que 2000 millones de personas se enfrentan a dificultades económicas debido a gastos sanitarios directos, incluidos 344 millones de personas que viven en la pobreza extrema.

Desde el lanzamiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en 2015 la expansión de la cobertura de los servicios sanitarios se había estancado y la protección financiera se había deteriorado. Además, la pandemia ha supuesto retroceder aún más a los países en su avance hacia la cobertura sanitaria universal, es el momento de apostar por una salud universal para todos, que comience por el primer nivel asistencial.

Más información en el micrositio oficial de la campaña.